jueves, 19 de mayo de 2011

No les votes!

 El próximo domingo 22 de mayo se celebrarán en España unas nuevas elecciones municipales y autonómicas. La situación social en la que se desenvuelven estos comicios difiere en buena parte de la de las anteriores: el país está sumido en una profunda crisis y por fin la gente joven parece que empieza a desperezarse, protestando de una vez por todas contra una sociedad que les ha condenado al paro y a la desesperanza.

 En las últimas semanas, colectivos como las plataformas ¡Democracia Real YA!, No les Votes, Estado del Malestar o Juventud sin Futuro están convocando todo tipo de movilizaciones para denunciar la precaria situación de la juventud española y de la ciudadanía en general, que ha de pagar los platos rotos de una situación provocada por la incompetencia de los políticos y la voracidad especulativa de la Banca y de las grandes empresas. A esta cadena de movilizaciones se la denomina ya como Movimiento 15-M, por corresponder la fecha del 15 de mayo con el inicio de las protestas; el epicentro de la revuelta está actualmente situado en la Acampada Sol (en la Plaza del Sol de Madrid).

 La protesta está empezando a tener un gran eco también a nivel internacional, bien como Movimiento 15-M o como #Spanish Revolution. Se puede dar el caso de que no estemos presenciando simplemente una protesta local, sino de que estemos ante el germen de un gran fenómeno global e imparable.

 Los partidos políticos mayoritarios están muy preocupados ante estos movimientos aparentemente espontáneos, que se enfrentan abiertamente a ellos; claro, era mucho más cómodo y rentable ver a la gente juntándose en multitudinarios e insalubres "botellones" (algunos ayuntamientos han llegado incluso a habilitar zonas que han dado en llamar "botellódromos").

No les Votes

MANIFIESTO "DEMOCRACIA REAL YA"
 Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.

 Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie.

 Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:
  1. Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.
  2. Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.
  3. El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad.
  4. La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.
  5. El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.
  6. La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.
  7. Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo.
  8. Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos.
  9. Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro.
 Por todo lo anterior, estoy indignado.

 Creo que puedo cambiarlo.

 Creo que puedo ayudar.

 Sé que unidos podemos.

 Sal con nosotros. Es tu derecho.

 Yo también --desde este humilde blog-- suscribo este manifiesto, porque los políticos me han demostrado con creces que lo que nos pase a "los de abajo" les importa más bien poco. Tanto en tiempos de bonanza económica como en tiempos de crisis, ellos se mantienen perfectamente a flote y muchos de nosotros apenas podemos mantener el rumbo... o incluso zozobramos y directamente nos hundimos.

 Estoy harto de ver cómo los sucesivos gobiernos salvan a sus "amigos por el interés" --los banqueros y las grandes empresas-- en cualquier circunstancia, mientras se les niega el pan y la sal a los parados, a los pensionistas, a los trabajadores, a los autónomos y a las pequeñas empresas; harto de la corrupción política; harto de la inoperancia, incompetencia y desidia de la mal llamada "clase política"; harto de una legislación electoral injusta y obsoleta; harto de que no se cumpla la Constitución (derecho al trabajo, a una vivienda digna..., etc.); harto de que se tomen decisiones que me afectan de manera importante sin consultarme ni contar conmigo para nada; harto del gasto absurdo en armamento y en el envío de tropas a Irak, Afganistán o Libia (país este al que el Estado Español ha vendido armas); harto de ver cómo se agranda la brecha que separa a los ricos de los pobres; harto de los recortes en sanidad, educación y ayudas sociales; harto de ver cómo --sin ningún pudor-- se utilizan temas como el terrorismo para llegar al poder o para conseguir otros réditos políticos o de influencia; harto de que el PSOE se acuerde de la "izquierda" tan sólo para pedir su voto, según dicen "para frenar a la derecha"; harto de que el PP no dude en utilizar cualquier tipo de artimaña --por despreciable que esta sea-- para llegar cuanto antes al poder; harto de que IU primeramente se queje del "bipartidismo" y de que pasadas las elecciones intente siempre pactar con el PSOE, convirtiéndose así en cómplice de esa situación; harto de que CiU pacte con PSOE y/o PP, según les convenga y siempre por intereses ajenos al bien común; en definitiva, harto de tantas cosas injustas... ¡No les votes! ¡Que se bajen de la nube y que se pongan las pilas!

No hay comentarios: