domingo, 29 de marzo de 2009

Andrea Chénier, la ópera

 El sábado 28 de marzo de 1896 --en el Teatro de La Scala de Milán (Región de Lombardía, Italia)-- se estrenó la ópera Andrea Chénier, obra del compositor italiano Umberto Giordano con un libreto de Luigi Illica. Esta obra es una de las más representativas del período del Verismo italiano.

 La ópera Andrea Chénier está inspirada en la vida del poeta francés André Marie de Chénier, quien murió guillotinado tras ser encontrado culpable de "crímenes contra el Estado" por parte del Comité de Salvación Pública; la obra se compone de cuatro actos y la acción se desarrolla en París y sus alrededores, durante la etapa prerrevolucionaria y durante la etapa revolucionaria de el Terror --bajo el mandato de Maximilien Robespierre--. Los personajes principales son los siguientes: Chénier --Andrea Chénier, joven poeta francés enamorado de Maddalena-- (para tenor); Maddalena --Maddalena de Coigny, bella aristócrata que vivirá en la clandestinidad tras el advenimiento de la Revolución-- (para soprano); Contessa --Condesa de Coigny y madre de Maddalena-- (para mezzosoprano); Gérard --Carlo Gérard, líder revolucionario que ha servido como criado en el castillo de la familia de Maddalena-- (para barítono); Bersi --la criada mulata de Maddalena-- (para mezzosoprano); Roucher --amigo de Andrea Chénier-- (para bajo o barítono); Mathieu --un sans-culotte, llamado "Populus"-- (para barítono); Madelon --anciana revolucionaria-- (para mezzosoprano); l'incredibile --un espía perteneciente al grupo revolucionario de Carlo Gérard-- (para tenor); Fléville --Pietro Fléville, un novelista pensionado del rey Luis XVI-- (para bajo); l'abate --poeta y hermano de Andrea Chénier-- (para tenor); Schmidt --un carcelero de la Prisión de San Lazzaro-- (para bajo); il maestro di casa --el mayordomo de la condesa de Coigny-- (para bajo); Dumas --presidente del tribunal del Comité de Salvación Pública-- (para bajo); por último, Fouquier-Tinville --fiscal del Tribunal Revolucionario-- (para bajo o barítono).

ACTO PRIMERO.
 La acción se desarrolla en el Castillo de los Condes de Coigny un día de 1789, durante la etapa preliminar de la Segunda Revolución Francesa. Bajo la supervisión del mayordomo de la condesa de Coigny, Carlo Gérard y otros sirvientes preparan todo lo necesario para la fiesta aristocrática que en unas horas tendrá lugar en el salón de baile del palacete de la condesa. Gérard muestra ya su odio hacia la nobleza, viendo el deterioro físico de su padre tras largos años de servidumbre; también sueña con mejorar su condición social, lo que le permitiría acercarse a Maddalena de Coigny, de quien está enamorado. Pero Maddalena trata al joven con el mismo desdén y la misma frialdad que utiliza con el resto del servicio, exceptuando a Bersi, su criada y confidente. Entre los invitados a la fiesta se encuentran el ilustre novelista Pietro Fléville, el músico Flando Fiorinelli, el joven poeta Andrea Chénier y su hermano l'abate, los cuales son recibidos con gran agasajo por el resto de concurrentes a la celebración.
Un grupo de pastorcillos y de pastorcillas ameniza la velada. Seguidamente, la caprichosa Maddalena ruega al poeta Chénier que improvise una sonata de tema amoroso; el joven accede y canta la inquietud que le produce ver la belleza de su patria deslucida por el sufrimiento de los humildes que trabajan de sol a sol sin ninguna esperanza, frente a la indolencia y la ostentación de aquellos a los que sirven; en la estrofa final expresa con sutileza sus sentimientos hacia Maddalena, criticando al mismo tiempo su vano desdén. Los invitados acogen la pieza con una tensa e incómoda frialdad.
Poco después, Gérard irrumpe en el salón acompañado de un grupo de desharrapados que increpan a los nobles; todos son expulsados del castillo y Gérard se marcha con deseos de venganza. Aprovechando la confusión, Maddalena y Chénier se declaran su amor mutuo.

ACTO SEGUNDO.
 La acción se desarrolla en la ciudad de París --cinco años después, en junio de 1794--, durante la Segunda Revolución Francesa. Andrea Chénier ha recibido varios mensajes anónimos de una mujer alertándole del peligro que corre, puesto que está siendo perseguido por sus críticas al Régimen de Robespierre; sentado en la terraza del Café Hottot, el poeta está esperando ver a su amigo Roucher. Se le acerca una anciana que le entrega una carta, en la que una misteriosa dama le pide encarecidamente una entrevista.
Cuando Chénier se encuentra con su amigo Roucher, este le proporciona un pasaporte que le permitirá huir de Francia; pero el poeta rechaza la documentación y cuenta a su amigo que ahora no puede abandonar el país por los mensajes de la extraña mujer. Posteriormente vuelve a aparecer la anciana --que en realidad no es otra que Bersi, la criada de Maddalena--, quien le comunica que espere junto al altar de Marat a una mujer amenazada por un gran peligro. Todos estos movimientos son observados atentamente por l'incredibile, el espía que habitualmente informa al revolucionario Gérard.
Cuando cae la noche, aparece Maddalena en el lugar de la cita y Chénier no duda en abrazarla jubilosamente en cuanto las sombras nocturnas le permiten reconocerla. Pero Gérard --quien sigue enamorado de la joven y estaba ya informado del encuentro-- aparece en la escena y se produce un duelo a espadas entre los dos pretendientes; Gérard cae herido y --con la creencia de que va a morir-- ruega a Chénier que proteja a Maddalena, puesto que está siendo perseguida por los revolucionarios. Más tarde, el joven revolucionario dirá a sus compañeros que desconoce la identidad de quien le ha herido.

ACTO TERCERO.
 La acción se desarrolla en la Sección Primera del Tribunal Revolucionario de París. Carlo Gérard forma parte del tribunal y sabe que Maddalena acudirá a la sala, puesto que Andrea Chénier ha sido apresado y ha de comparecer pronto ante la acusación popular revolucionaria. Gérard redacta firmemente la acusación de su rival, pero siendo consciente de que se está cometiendo una gran injusticia; acto seguido aparece Maddalena y le suplica que intervenga en favor del poeta, comprometiéndose a ceder ante sus deseos si su verdadero amor sale libre del proceso.
Comienza el proceso popular contra Chénier, con la presión de una ruidosa muchedumbre y frente al acusador Fouquier-Tinville del tribunal presidido por Dumas. Chénier se encarga de su propia defensa, afirmando --entre otras cosas-- que un hombre que fue soldado no merece morir ejecutado sino luchando. Después --cumpliendo la palabra dada a Maddalena-- retoma la defensa Gérard, asegurando que todas las acusaciones presentadas por él mismo contra el poeta son falsas. Por un momento, el Tribunal Revolucionario parece dudar; pero ante la unánime agitación del público en contra del acusado y después de una breve deliberación, el presidente Dumas condena al poeta Chénier a morir en la guillotina.

ACTO CUARTO.
 La acción se desarrolla en la parisiense Prisión de San Lázaro. Andrea Chénier escribe sus últimos versos antes de su inminente muerte. Maddalena de Coigny ha convencido a Carlo Gérard para que la permita ver por última vez a su amado y juntos se dirigen a la celda de la prisión donde está confinado el poeta; el encuentro de los dos enamorados es sobrecogedor.
Maddalena soborna al carcelero Schmidt, para que la permita ocupar el lugar de una presa condenada a muerte al día siguiente y así poder morir junto a su amado. Cuando llega la hora de la ejecución, Chénier y Maddalena son conducidos al cadalso. Es la mañana del viernes 25 de julio de 1794, fecha en la que el verdadero André Chénier fue guillotinado.

-----------------------------------------------------------------------------
albergues en cantabria asesorias en pamplona boda banquete ibiza cerrrajeros de urgencias turismo de montaña
-----------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios: