jueves, 15 de julio de 2010

El templario y la doncella

 Cuenta la leyenda que en el Reino de León --allá por el año 1125, bajo el reinado de Doña Urraca de León y de Castilla y su hijo, el infante Alfonso Raimúndez (Rey de Galicia)-- una joven doncella leonesa de la familia de los Argüelles mantuvo una secreta relación con un joven caballero templario de los Otenza que estaba cumpliendo servicio de guarnición en el Castillo de Ponferrada. El templario era Don Álvaro de Otenza y la doncella era Doña Aldonza de Argüelles, dándose la dramática circunstancia de que los Argüelles estaban enemistados con los Otenza desde muchos años atrás.

Castillo de PonferradaEntrada del Castillo de Ponferrada (León).
 En una ocasión, el padre de Aldonza partió de cacería a los montes de Asturias y el joven templario aprovechó la ocasión para visitar a su amada, quien se encontaba en León. Pero ocurrió que fueron sorprendidos por el Señor de Argüelles, produciéndose inmediatamente un duelo caballeresco, en el transcurso del cual murieron los dos contrincantes y resultó gravemente herida Doña Aldonza. Al final, tan romántica historia se vio teñida con la sangre de tres cadáveres.

No hay comentarios: