miércoles, 24 de septiembre de 2008

Los Fuegos que Adentro Vuelan

Los fuegos que adentro vuelan.

Hay días que a mí la efímera lumbre
de la vida reclama combustión
renovadora ... exige ignición
que a todo mal efluvio lo traslumbre ...

Hay días que a mí la endeble techumbre
del vivir demanda nuevo colchón
sustentador ... solicita hormigón
que a los sismos del alma se acostumbre ...

Será tan sólo vano decorado
la rica chimenea marmoleña
si no se goza del chisque adecuado.

Será tan sólo una tizna pequeña
el ostentoso atizador dorado
cuando se carece de propia leña.

Debo hallar la madera sanativa,
a la que arde con fuerza inusitada;
debo encontrar la piedra sustantiva,
la que amortigua el peso de la nada.

... Hay días que se congelan
los fuegos que adentro vuelan ...

No hay comentarios: