viernes, 14 de noviembre de 2008

El Lago Verde Veronés

El lago Verde Veronés.

¡Aceleradamente
desciendo!... y mi cuerpo se resbala
inevitablemente,
mientras que niebla exhala
la declividad de figura rala.

¡Vertiginosamente
desciendo!... y mi cuerpo se desliza
inexorablemente
por la resbaladiza
rampa, que pronto se volatiliza...

Bajo por un tobogán nebuloso...
¡hasta que caigo... sobre un fusco mar
verdino cubierto de tamo albar,
y de grueso velo gelatinoso?

Desterrado en el piélago, reposo...
hasta que ya comienzo a barruntar
que la manera de no naufragar
es moverse aun cuando sea costoso.

Estoy --de dolor y de hambre-- transido;
mas, en cuanto alzo --lento-- la mirada,
entreveo el islote prometido...

Observo que la isla está desmontada;
siete piezas de dispar colorido
flotan bajo mi atónita ojeada...

*-*-*-*-*-*-*-*Talismán

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios: