miércoles, 5 de noviembre de 2008

La Palabra de Fuego (1)

La palabra de fuego.

Relatan los ancianos moradores
del rupestre templo de Belisama
que la última conexión con la trama
de grietas ignívomas trajo ardores ...

... Brillos acerinos, premonitores
de un susurro intermitente ... la cama
de un mensaje -- que rezumó de rama
telúrica -- henchido de terrores.

Así discurrió la verbosidad:
"... A vosotros, confianzudos mortales;
a ti, adocenada humanidad ...

... Me dirijo a vosotros, primordiales
seres, para mostraros la verdad
indubitable de años terminales ...

... Serán los lustros postrimeros
-- para el raciocinio -- sequeros ...

... La era de la obscuridad
se precipita sin pausa,
y -- sin conocer la causa --
ajará la vanidad
vuestra la protervidad
del cientopiés refulgente;
la entidad armipotente,
gris, omnímoda, horrísona,
cruel, homicida, belísona,
tóxica, ignipotente ...
"

*-*-*-*-*-*-*-*

No hay comentarios: