jueves, 9 de octubre de 2008

Cortina de Oro

Cortina de oro.

Apartamos la pobreza
en trasteros de impaciencia,
sobre baldas de pereza
ocultas tras la violencia
de cortinas de riqueza.

Aparcamos la dolencia
en trastiendas de avaricia,
sobre tablas de indolencia
ocultas tras la sevicia
de tapices de opulencia.

Obviamos la defunción
en sótanos de codicia,
sobre maderas de acción
ocultas tras la nequicia
de telas de ostentación.

Es un grueso paramento
de ficción que nos empuja
a continuar nuestra puja
en un mar sanguinolento ...
es un engaño de cuento
-- infumable -- que aceptamos,
y -- a veces -- criticamos
en el lugar "adecuado" ...
en el día prefijado
por los aurívoros amos.

No hay comentarios: