sábado, 4 de octubre de 2008

Ojos Viejos

Ojos viejos.

Cuando mi mirada topeta con el espejo,
el pasado ambula frente a mí ... se entrecruza
con la cruda realidad ...; se tiran los tejos:
sale perdiendo el futuro ... es una chapuza
que materializa el presente -- no sin complejos --,
y me deja en la estacada tras su escaramuza.
El color negro -- en las sombras -- se mimetiza ...
el blanco no tiene piedad con los ojos viejos ...

Inútil meditación, el mal del entrecejo;
que es el peor secuestro, el de la razón.
Profunda desazón
cuando mi mirada topeta con el espejo.

En mis sueños aparece una clara lechuza
que otea por entre las ruinas de una emoción;
y -- por la confusión --
el pasado ambula frente a mí ... se entrecruza.

Siento algo de paz frente al sol de rayos bermejos,
prisioneros en el marco de la delusión ...
Después, la colisión
con la cruda realidad ...; se tiran los tejos ...

Me sobresalto frente al ruido que desmenuza
-- cerrilmente -- a mi costosa concentración,
rompiendo la ilusión:
sale perdiendo el futuro ... es una chapuza.

Harto de someterme a los tiranos "consejos",
abro mis puertas ... me abandono a la creación;
alarde de pasión
que materializa el presente -- no sin complejos --.

La sequía ... la cortedad de ideas me azuza
y me induce a reivindicar mi revolución;
mas surge la omisión,
y me deja en la estacada tras su escaramuza.

Siento que se va mi luz, que se volatiliza
la sustancia de mi vacilante condición
al asumir la perdición ...
El color negro -- en las sombras -- se mimetiza ...

Brotarán renuevos de luz, y no está tan lejos
de nosotros el día de la liberación.
Y recordad -- por precaución --
que, a causa del apagón,
el blanco no tiene piedad con los ojos viejos ...

No hay comentarios: