jueves, 16 de octubre de 2008

Manos de Seda

Manos de seda.

En el escaso sigilo ...
en la insuficiente calma,
un bálsamo para el alma
frenó mi viaje intranquilo
por un herrumbroso filo;
unas manos intangibles
pararon las insufribles
galopadas de mis sienes,
tiñendo de parabienes
los mis sueños imposibles.

La presencia mecedora
exploró mi laberinto
mental con su sanadora
mano ... repleta de instinto
maternal, conquistadora ...

Las manos de inconsistencia
suave ... de trasnochadoras
costumbres ... de persistencia
breve ...; manos sabedoras
-- siempre -- de su inexistencia ...

No hay comentarios: